Blog de B4M Toggle

El periódico “El Economista” entrevista a los socios fundadores de Bridge4Mobility

El periódico “El Economista” entrevista a los socios fundadores de Bridge4Mobility

El pasado martes, el periódico El Economista entrevistó para un especial sobre la conexión empresarial entre España y Alemania a David Anton y Daniel Damm, los socios fundadores de Bridge4Mobility. A continuación puedes leer la entrevista completa:

“Alrededor de un millón y medio de jóvenes alemanes estudian y trabajan en la profesión elegida gracias al sistema de formación dual, con larga tradición en Alemania. Según datos de la Oficina Federal de Estadística alemana, el 66 % de los “azubis”, como llaman a los aprendices de forma coloquial, son contratados por la empresa en la que se han formado.
Alemania, país afectado por el cambio demográfico, necesita más mano de obra cualificada. Ante esta realidad, estudiantes españoles optan también por el sistema dual alemán con la ayuda de empresas como Bridge4Mobility.

¿Con qué objetivo nació Bridge4Mobility?

David Anton: Daniel ha trabajado durante muchos años por Europa y yo he dedicado gran parte demi carrera profesional al sector de la educación. De este bagaje laboral, nos dimos cuenta de que Europa, con el paso del tiempo, se convertirá en un mercado laboral único. En base a esta idea, analizando las tasas de paro de diferentes países europeos y las necesidades demográficas de cada uno de ellos, pensamos que sería interesante llevar a cabo proyectos que ayudasen a los jóvenes del sur de Europa a tener un buen futuro profesional, por ejemplo, en países como Alemania, polo importante de atracción, y al mismo tiempo, contribuir a que las empresas alemanas pudieran contar con el talento de estos jóvenes del sur de Europa.

¿De qué forma tienden puentes entre los mercados laborales español y alemán?

Daniel Damm: Para prestar esta ayuda a los jóvenes y a las empresas, hemos creado programas de movilidad laboral que buscan cubrir las necesidades laborales reales de las empresas alemanas con jóvenes profesionales españoles e italianos. Nos encargamos de realizar la selección de personal en función de estas ofertas profesionales existentes, y a partir de un contrato previo firmado entre el estudiante y la empresa alemana, les formamos en el idioma y les incorporamos en el sistema de formación dual alemán que combina formación y trabajo remunerado en el sector seleccionado. Para las empresas, ésta es la mejor fórmula para contar con el personal cualificado que necesitan, y para los jóvenes es una oportunidad única.

entrevista-el-economista-completa

¿Qué servicios ofrecen a los estudiantes?

Daniel Damm: Trabajamos en base a una garantía de contratación, por lo que antes de iniciar su formación en el idioma alemán, el estudiante tiene un compromiso de contratación como aprendiz con la empresa alemana. Es lo que llamamos una movilidad laboral llave en mano, ya que además de la búsqueda del empleo y la formación en alemán, les ofrecemos un alojamiento durante los tres primeros meses de estancia y se les asesora en cuestiones como la apertura de una cuenta bancaria, cobertura sanitaria, etc. Les llevamos de la mano desde España hasta Alemania. Los estudiantes no se van a la aventura, van sobre seguro.

Alemania cuenta con una tasa de paro muy cercana al empleo total y un salario medio anual que duplica al español. ¿Estos datos están alentando a muchos jóvenes a buscar una oportunidad en el país germano?

David Anton: Es cierto que Alemania presenta buenas oportunidades laborales, pero los jóvenes que se adhieran a estos programas de movilidad laboral deben tener claro que son proyectos a largo plazo que requieren de un importante esfuerzo por su parte. No es un camino fácil, por lo que es necesaria una preparación y orientación adecuada.
Daniel Damm:: Por este motivo, nuestro papel es tan importante para conseguir el éxito en la movilidad laboral. Los datos del empleo en Alemania son alentadores, pero la constancia y la preparación previa son las claves del éxito. Desde B4M tenemos muy medidos cuáles son los factores del éxito.

¿Qué diferentes proyectos tienen en marcha?

Daniel Damm: Trabajamos tanto con estudiantes que quieren adherirse a la FP Dual, como con aquellos preuniversitarios que prefieren el programa UniDual. Con UniDual 2018 los estudiantes viajarán a Freiburg, preciosa ciudad del sur de Alemania, para estudiar “Business Inter-national Management con especialidad en Gestión Hotelera”, un proyecto dual de tres años de duración gracias al que pueden estudiar y trabajar percibiendo alrededor de 800 euros mensuales. Aunque los estudios sean en Alemania, tienen carácter internacional.
David Anton: En cuanto a los alumnos interesados en la FP Dual, pueden seleccionar los sectores que más les interesen entre: construcción, socio- sanitario, industrial, etc. Estos proyectos de formación dual duran alrededor de tres años y medio y también están remunerados. Tras estos
tres años de formación, los alumnos y alumnas de ambos programas sabrán hablar perfectamente alemán, contarán con una experiencia y estudios internacionales muy valiosos, y habrán vivido una experiencia personal muy enriquecedora. Además, en la mayoría de los casos, cuando los estudiantes terminan su formación dual, la misma empresa en la que se han formado les hace una interesante oferta laboral como trabajador cualificado.

¿Qué volumen de puestos vacantes para aprendices tiene Alemania en la actualidad?

Daniel Damm: En estos momentos, las estadísticas alemanas hablan de 50.000 puestos vacantes de aprendiz en el conjunto de Alemania de cara a la FPDual de 2018.

Por último, ¿qué nivel de alemán es necesario y cuál es la edad máxima para acogerse a estos programas?

Daniel Damm: No es necesario tener un nivel mínimo de alemán antes de iniciar un programa de movilidad en B4M. Nosotros nos encargamos de formar a los estudiantes de forma intensiva (durante cuatro meses) a través de un método propio gracias al que logran irse a Alemania con un nivel B1 que les permite entender el idioma entre un 30%-40 % y poder expresarse en alemán. El curso incluye siete-ocho horas diarias de formación intensiva, por lo que el alumno o alumna consigue una total inmersión lingüística. En cuanto a la edad, la mínima serían los 18 años, pero no tenemos una edad tope, aunque la idea es que los estudiantes no superen los 27-28 años.”
 
Puedes leer el especial completo sobre la conexión empresarial entre España y Alemania en este link: www.eleconomista.es

Recomienda esta página:
FacebookGoogle+TwitterLinkedInEmail
ShutDown