Blog de B4M Toggle

La Navidad en Alemania

La Navidad en Alemania

¡Estamos ya a menos de un mes para la Navidad! Para muchos la mejor época del año. Conocemos bien las costumbres navideñas en España: regalos, polvorones, turrones, reunión con toda la familia, comer como si no hubiera un mañana… Pero nos preguntamos si en Alemania ocurre lo mismo, ¿cómo celebran allí las Navidades?

Cuando pensamos en “Alemania+Navidad”, lo primero que a muchos se nos ocurre son los mercados navideños que probablemente hayamos visto más de una vez en alguna postal o por la televisión. Estos mercados se realizan en muchísimos puntos de Alemania y hacen que la ilusión y la magia de la Navidad se respire por doquier.

Callejuelas de pequeños puestos repletos de olores, comida y elementos decorativos que hacen que no puedas escapar del espíritu navideño. Hay más de 150 mercados de Navidad repartidos por toda Alemania y sería muy difícil saber cuál es el mejor. En este artículo de HolidayGuru veréis una buena selección y resumen de cada uno.

En las casetas de los mercadillos de Navidad en Alemania, encontraréis seguro el famoso vino caliente con especias (Glühwein) que os servirá para combatir el frío junto con los típicos dulces navideños como los Bethmännchen (de mazapán) o el Striezel (proveniente de Dresden).

Pero vamos a lo que interesa… ¿allí quién trae los regalos la noche del 24 de diciembre? ¿Papá Noel? ¡Pues no! Para el 24 de diciembre ya hace días que ha pasado por Alemania, dado que allí Sankt Nikolaus (nombre que recibe Papá Noel) reparte los regalos la noche del 5 al 6 de diciembre. Lo que suele repartir Sankt Nikolaus son dulces y chocolates dentro de los zapatos de los niños que se han portado bien y además, el día 6 de diciembre se pasa por los colegios para estar un rato con ellos.

Ok, ¿y el 24 de diciembre qué pasa? Esta noche es cuando los niños reciben los regalos más esperados. En Alemania el encargado de repartirlos es Christkind (el niño Jesús), además también lleva regalos a más países como Suiza y Austria entre otros. Hay una diferencia, allí los niños reciben los regalos en Nochebuena, y no esperan a la mañana de Navidad para encontrarlos debajo del árbol.

Para recibir los regalos, como es lógico, hay que enviarle primero una carta al Christkind para que sepa cuales son los deseos de los más peques. En la noche del 24 de diciembre, los niños deben “marcharse un rato del salón” para que los padres puedan encender velas y preparar la llegada de Christkind. Al rato, los niños vuelven y…¡voilà! sus regalos están ahí.

Y…¿qué otras tradiciones tienen los alemanes? Seguro que conocéis o incluso habéis tenido alguna vez un calendario de Adviento, esta tradición en Alemania está muy arraigada, consiste en un calendario con 24 mini bolsas o cajitas donde cada día, al abrir la correspondiente, nos encontraremos un regalito que acostumbra a ser un chocolate.

Otra de las tradiciones alemanas que quizá no es tan conocida por los españoles, es la Corona de Adviento. Se trata de un elemento que puede parecer decorativo (4 velas juntas que suelen ir acompañadas de algunas ramas de pino, hojas y bolas navideñas) pero en Alemania, estas velas representan las 4 semanas de adviento. Por lo tanto, se deben preparar con 1 mes de antelación y cada domingo se debe encender una vela para tenerlas todas encendidas en Navidad.

Otra tradición que seguro que os gusta es hornear las famosas “Weinachtsplätzchen” esta palabra proviene de Weinachten (Navidad) + Plätzchen (galleta). ¡Podéis encontrar de todas las formas y sabores!

Como decoración en casa, utilizan los mismos elementos que se usan en España. En Alemania es típico que el árbol de Navidad sea natural, e igualmente lo adornan con motivos navideños y luces. Los días posteriores a la Navidad, hay servicio de recogida de árboles.

Lo mejor de la Navidad alemana (y no alemana) es compartir y disfrutar con los seres queridos buenos momentos, comilonas y dulces (en enero ya nos propondremos ir al gimnasio…)

 

 

 

 

 

 

Recomienda esta página:
FacebookGoogle+TwitterLinkedInEmail
ShutDown