Blog de B4M Toggle

Eichstätt, el pueblo alemán con un 1,3% de paro

Eichstätt, el pueblo alemán con un 1,3% de paro

Que la tasa de paro de un país sea muy elevada es un problema, pero también lo es que sea muy baja, pero a otro nivel, porque se produce un fenómeno que las empresas no saben como solucionar. No son capaces de encontrar trabajadores para poder cubrir la demanda de sus clientes.

Esto es lo que está ocurriendo en Eichstät, un pueblo de alrededor de 14.000 habitantes al sur de Alemania, dentro del estado de Baviera, el más próspero del país, que tiene un desempleo del 2,6%. Tal y como ha publicado el Financial Times, la tasa de paro de este pueblo bávaro está actualmente en el 1,3%, “el más bajo de Alemania”.

El alcalde de la población, Andreas Steppberger, explica que su localidad se beneficia en gran medida de su ubicación cerca de la sede de Audi en Ingolstadt, una ciudad de más de 130.00 habitantes que cuenta con grandes refinerías para el petróleo, y fábricas de electrónica. La propia Comisión Europea destaca dentro de su web en el apartado de ‘vida y trabajo’, que algunas de las mejores oportunidades de empleo en Europa están en Eichstätt, por su baja tasa de paro y la elevada demanda de trabajadores, “las condiciones son muy propicias”. Además, Eichstätt es un centro administrativo y un destino turístico muy popular, por eso “están buscando trabajadores desesperadamente”, asegura el alcalde. “Algunos empresarios incluso se sienten aliviados al no recibir nuevos pedidos porque debido a la falta de personal no son capaces de cubrirlos”, añade.

Mapa Eichstätt

La solución a este problema no es nada sencilla, y el coste es más bien elevado. La digitalización de la economía, el envejecimiento de la población y la globalización están convirtiendo al trabajador cualificado (sobre todo ingenieros y otros puestos técnicos de alta cualificación) en un recurso muy escaso.

Una encuesta realizada este mes por el banco alemán DZ Bank muestra que el 61% de las empresas germanas necesitan más trabajadores de los que tienen actualmente en plantilla. Un tercio de las firmas consultadas reconoce que han perdido contratos porque no iban a llegar a tiempo, porque no tienen el personal adecuado a disposición.

Alexander Kessel, miembro de la directiva de la ingeniería Kessel, comenta que “sin los trabajadores suficientes no se puede incrementar la producción y no se puede crecer. El resultado puede terminar siendo el estancamiento económico para la región”.

Fuentes: www.libremercado.com | www.eleconomista.es

Recomienda esta página:
FacebookGoogle+TwitterLinkedInEmail
ShutDown